Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

La Policía Nacional desarticula red de explotación laboral de inmigrantes indocumentados en Yecla.

La Policía Nacional desarticula red de explotación laboral de inmigrantes indocumentados en Yecla.

En ambos locales se encontraron personas en situación irregular en el país en unas condiciones de trabajo pésimas.

YECLA (MURCIA), 25 Jul. - Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de nacionalidad española y 47 años de edad como presunto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores y derechos de los ciudadanos extranjeros. El individuo en cuestión era responsable de dos locales textiles en el municipio de Yecla (Murcia), donde se encontraron personas en situación irregular en el país, siendo explotadas laboralmente en unas condiciones precarias.

Una investigación desarrollada por los agentes especializados de la Policía Nacional permitió la realización de sendas inspecciones en colaboración con miembros de la Inspección Provincial de Trabajo de la Región de Murcia de una empresa en la que podría existir una red de explotación de inmigrantes en situación irregular. Según informaron fuentes del citado Cuerpo en un comunicado.

La Policía Nacional realizó una primera inspección en un taller de cosido y tapizado clandestino donde los agentes encontraron cuatro personas de nacionalidades principalmente sudamericanas que, en un primer momento, trataron de ocultarse ante los agentes dado que se encontraban sin permiso de residencia y de trabajo. Los policías pudieron constatar que estaban empleados en unas condiciones muy desfavorables aprovechándose de su situación de especial vulnerabilidad. Así, la Policía Nacional explica que estaban sometidos presuntamente al desempeño de un trabajo en unas condiciones infrahumanas, por un bajo salario, con un horario diverso dependiendo exclusivamente de la voluntad del dueño que disponía de ellos a su antojo. Además, desempeñaban su actividad laboral "sin ninguna medida de seguridad, mascarilla, guantes o uniforme adecuado".

Estas personas no constan inscritas al régimen de la Seguridad Social, no pudiendo disfrutar de ningún derecho a nivel laboral, incluso ni la garantía de percibir la remuneración económica acordada, según las mismas fuentes.

Condiciones "totalmente abusivas y desproporcionadas que suelen aceptarse al no tener otro medio de subsistir y por la promesa de poder conseguir la regularización de su situación en el país quedando expuestos a un total desamparo legal", añade la Policía.

La Policía Nacional realizó una segunda inspección en una nave donde se encontraron otras seis personas en unas condiciones similares a las anteriores, además de al supuesto responsable de ambos locales que estaba desempeñando funciones de supervisión y coordinación.

La Policía Nacional ha destacado el enriquecimiento ilícito del supuesto empresario que actúa bajo este irregular modus operandi, aprovechándose de la imposición de unas condiciones abusivas a personas que no les queda más remedio que aceptar debido a su precaria situación personal.

Todo ello, según la Policía, permite al acusado "obtener mayores márgenes de beneficio desempeñando una competencia desleal respecto a otros empresarios que sí respeten lo recogido dentro del marco legal vigente en cuanto a trabajo y trabajadores se refiere".

Por todo lo anterior, el individuo supuestamente responsable de los hechos fue detenido y puesto a disposición del juzgado en funciones de Guardia de Yecla para que se adopten las medidas cautelares correspondientes.