Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

La Región de Murcia lidera en firme la proliferación de tortugas con 52 crías en 2021.

La Región de Murcia lidera en firme la proliferación de tortugas con 52 crías en 2021.

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, ha destacado el compromiso del Gobierno regional con la biodiversidad y la protección de especies amenazadas en la Región de Murcia. Según López Miras, gracias a este compromiso, la "Región de Murcia ya se ha consolidado como 'Territorio Tortuga' con el nacimiento de 52 ejemplares este año".

En ese sentido, este viernes se llevó a cabo la liberación de dos ejemplares de tortuga boba en el Parque Regional Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar. Estos ejemplares, que habían sido recogidos con lesiones en las extremidades, fueron rehabilitados en el Centro de Recuperación de Fauna de El Valle.

Con estas liberaciones, ya suman cinco ejemplares de tortuga boba liberados este año en la Región de Murcia, lo que demuestra el compromiso con la recuperación de esta especie. Además, existe otro ejemplar en proceso de recuperación que será liberado próximamente.

El presidente López Miras ha agradecido la labor de voluntarios, entidades, pescadores y colectivos en la conservación de las especies regionales. Además, ha resaltado la labor del Centro de Recuperación de Fauna de El Valle, considerándolo un referente nacional gracias a sus excelentes profesionales.

En lo que va de año, el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre El Valle ha atendido a 3.537 animales, lo que supone un aumento del 12% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Las dos tortugas bobas liberadas en San Pedro del Pinatar fueron rescatadas en agosto en el litoral de la Región de Murcia. Ambas cuentan con marcaje satelital para monitorizar su progreso y forman parte de un proyecto de conservación marina coordinado por la Fundación Biodiversidad.

La primera tortuga es de tamaño mediano-grande y fue encontrada flotando en el mar cerca de la playa Esculls de la Llana y Encañizadas, en La Manga. Esta tortuga sufrió la amputación parcial de una aleta debido a estar enredada en sedales.

La segunda tortuga es juvenil y fue localizada cerca del puerto de San Pedro del Pinatar. Fue recogida por un barco particular enmallada y también presenta la amputación de una aleta. Ambas tortugas han sido identificadas con un microchip subcutáneo para su seguimiento y conocimiento de sus movimientos y amenazas globales.

La recuperación de estas tortugas forma parte del proyecto "Profundización en el conocimiento de las amenazas que afectan a los cetáceos y tortugas marinas en la Región de Murcia", financiado por la Unión Europea a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia 2021. El marcaje satelital ha sido posible gracias a la colaboración con la Fundación Oceanogràfic y su proyecto de marcaje y seguimiento remoto de tortugas bobas.

La tortuga boba (Caretta caretta) se encuentra clasificada como "Vulnerable" en el Listado de especies silvestres en régimen de protección especial y como "En peligro" para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.