Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

El PP resta un diputado al PSOE en la Región debido a los pactos de gobernabilidad, revela una encuesta

El PP resta un diputado al PSOE en la Región debido a los pactos de gobernabilidad, revela una encuesta

El Partido Popular (PP) obtendría cinco diputados por la Región de Murcia en unas hipotéticas nuevas elecciones generales, arrebatando un escaño al Partido Socialista (PSOE), según el último "Barómetro de la Región de Murcia-diciembre 2023". Este estudio elaborado por el Observatorio Español de Estudios Demoscópicos de la UCAM (OBEDE) indica que los pactos establecidos a nivel nacional pasan factura al PSOE en la Región de Murcia.

En el caso de que se celebraran elecciones hoy mismo, los murcianos darían nuevamente la victoria al Partido Popular, pero con un aumento de apoyos al subir al 44,4% y obtener un diputado más. Esto se produciría a expensas del PSOE, que bajaría casi dos puntos y perdería un escaño.

Por su parte, Vox mantendría su representación sin reflejar el descontento por los pactos de Gobierno. Sumar bajaría en una proporción similar al PSOE, pero conservaría su diputado en las Cortes Generales.

En cuanto a la abstención, aumentaría en tres puntos y medio en comparación con las elecciones anteriores.

Desglosando los resultados, el PP obtendría el 44,4% de los votos, lo que le proporcionaría cinco diputados, mientras que el PSOE conseguiría el 23,8% y dos escaños. Por su parte, Vox obtendría el 21,9% y dos diputados, y Sumar conseguiría el 8,1% y un escaño.

El estudio destaca que el PP sería el "claro ganador" en la Región de Murcia en unas nuevas elecciones generales, recogiendo votos por el rechazo a los pactos nacionales y sin verse afectado por sus propios pactos a nivel regional y local.

Además, el estudio revela una opinión mayoritaria en contra de la ley de amnistía y la posible creación de una comisión parlamentaria para investigar las causas del independentismo catalán.

Este estudio, realizado en diciembre de 2023, se centra en un año político intenso en España, caracterizado por tres procesos electorales que provocaron cambios significativos a nivel nacional, autonómico y local.

El Barómetro recuerda que en las elecciones autonómicas y locales del 28 de mayo, el PP emergió como el claro ganador, pero sin alcanzar mayorías suficientes, salvo en Madrid. Esto llevó a la formación de gobiernos autonómicos en coalición, en los que el PP tuvo que pactar con Vox para asegurar su posición.

En las elecciones generales del 23 de julio, el bloque de derechas (PP y Vox) no logró obtener una victoria suficiente para formar gobierno.

A pesar de perder poder territorial en mayo, el PSOE se mantuvo y, tras meses de negociación, conformó un bloque con fuerzas de izquierda y partidos nacionalistas, lo que le permitió obtener el Gobierno en noviembre.

Las concesiones del PSOE al nacionalismo catalán para mantener a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno generaron tensiones y un aumento en la polarización política.

En cuanto a la financiación autonómica, el estudio refleja opiniones divididas entre quienes creen que la Región de Murcia recibe un trato similar al resto de las comunidades y quienes consideran que está en una situación desfavorable.

El PP obtuvo la victoria en las elecciones autonómicas en la Región de Murcia después de su derrota cuatro años atrás. A pesar de ello, no alcanzó la mayoría absoluta, lo que provocó un verano tenso en el que tuvo que formar Gobierno en coalición con Vox.

En cuanto a los municipios, el PP recuperó numerosos ayuntamientos perdidos en años anteriores, mientras que el PSOE no logró mantener importantes alcaldías como Lorca o Molina de Segura. Para asegurar la estabilidad en los nuevos gobiernos locales, el PP tuvo que pactar con Vox y convertirlo en su socio preferente.