Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Empresas y administraciones son objetivos prioritarios de ciberdelincuentes, alertan expertos.

Empresas y administraciones son objetivos prioritarios de ciberdelincuentes, alertan expertos.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad, conocido como Incibe, ha publicado su último informe sobre ciberseguridad, en el cual se destaca que se han gestionado más de 57.000 incidentes de este tipo en empresas.

En la región de Murcia, expertos en ciberseguridad han alertado sobre la creciente amenaza que enfrentan tanto las empresas como las administraciones públicas por parte de los ciberdelincuentes.

Un ejemplo reciente de esta vulnerabilidad se ha visto en el Ayuntamiento de Torre Pacheco, cuyos sistemas informáticos fueron hackeados, lo que pone de manifiesto la urgencia de reforzar la seguridad en estos organismos y compañías.

De acuerdo con Portavoz, se han identificado diversas acciones maliciosas dirigidas a estas entidades, como el relleno de credenciales, el scraping de contenido, el fraude de clics o el ransomware.

El incremento de delitos informáticos se refleja en las estadísticas presentadas en el informe del Incibe, el cual señala que en el año 2022 se gestionaron más de 57.000 incidentes de ciberseguridad en empresas, lo cual podría ser solo la punta del iceberg.

Armando Jurado, chief information security officer de KIO España, advierte que muchas empresas no reportan estos incidentes, lo que implica que la cifra real podría ser mucho mayor y que las consecuencias de los ataques de los hackers son significativas tanto a corto como a largo plazo.

Jurado destaca que es fundamental proteger la funcionalidad de los sitios web y la información almacenada, recomendando apostar por centros de datos con expertos en ciberseguridad para evitar posibles brechas de seguridad.

Ante esta situación, es crucial que las empresas implementen medidas preventivas para identificar y contrarrestar posibles ataques cibernéticos.

Entre las recomendaciones de KIO España se encuentran la autenticación multifactor, contraseñas sólidas y cambio regular de las mismas, así como la implementación de mecanismos de crypto challenge para evitar la entrada de bots maliciosos.

Además, se sugiere monitorear la actividad online de forma constante, aplicar algoritmos para detectar comportamientos inusuales y activar alertas ante posibles anomalías en el sistema.

Por último, se insta a adoptar soluciones especializadas de seguridad web y protección frente a bots para garantizar la seguridad de los usuarios y controlar los puntos de entrada de las aplicaciones.