Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Guardia Civil captura en Alguazas a fugitivo de la ley con 10 kg de cannabis

Guardia Civil captura en Alguazas a fugitivo de la ley con 10 kg de cannabis

MURCIA, 24 Oct. - La Guardia Civil ha desmantelado en Alguazas un punto de manipulación y distribución de marihuana. La operación 'Monpa' se ha saldado con la detención de un experimentado delincuente que se encontraba huido de la justicia, como presunto autor de los delitos de tenencia ilícita de armas, quebrantamiento de condena y contra la salud pública y la Benemérita se ha incautado de 10 kilos de marihuana.

Durante la operación, los guardias civiles han comprobado que, además de pesar sobre el ahora detenido cinco reclamaciones judiciales de búsqueda y detención, poseía varias armas y manipulaba marihuana en su domicilio para obtener hachís.

Efectivos especializados en Policía Judicial de la Benemérita abrieron la operación el pasado mes de septiembre, tras tener sospechas de que un vecino de Alguazas podría estar realizando actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de drogas y sobre el que, además, pesaban varias órdenes judiciales de búsqueda y detención.

Los primeros pasos de la operación permitieron a los guardias civiles constatar que se trataba de un escurridizo delincuente, con un amplio historial delictivo, que se le buscaba desde hacía varios meses.

Poco después, los investigadores pudieron ubicar una vivienda en el casco urbano de Alguazas donde, al parecer, residía el huido de la justicia y también utilizaba para la manipulación de drogas como la marihuana.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, durante los últimos días y previa autorización judicial, la Guardia Civil ha desarrollado un dispositivo compuesto por varias decenas de agentes en el que se ha llevado a cabo la entrada y el registro del domicilio del requisitoriado.

En el interior de la vivienda se localizó al sospechoso, que resultó detenido como presunto autor de los delitos de tenencia ilícita de armas, quebrantamiento de condena y contra la salud pública.

En el inmueble, los guardias civiles hallaron más de 10 kilos de marihuana en diferentes procesos -cogollos y triturado- y maquinaria necesaria para la elaboración de resina de hachís, como una especie de batidora artesanal para elaborar resina de hachís, tras separar el polen de la planta mediante unos rodillos específicos.

Además, la Guardia Civil se incautó de dos armas, una pistola y una ballesta. Armas que deben ir amparadas por una licencia de armas y guía de pertenencia.

La Guardia Civil recuerda que la tenencia de esta arma sin autorización se considera delito de tenencia ilícita de armas tipificado en el Código Penal. Al detenido también se le imputó otro delito de quebrantamiento de condena, por tener en vigor otra requisitoria judicial en la que se le prohíbe expresamente la tenencia de armas.

Durante el registro domiciliario, los guardias civiles comprobaron que el requisitoriado, que ofreció una elevada resistencia durante su detención, contaba con unas medidas de seguridad excepcionales con las que pretendía evitar su captura. Como una puerta blindada de ocho centímetros de grosor y tres cerrojos de seguridad y un sistema de cámaras de televisión ocultas, para controlar el exterior de la vivienda.

El detenido, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Molina de Segura, que ha ordenado el ingreso en prisión del detenido.