Hospital La Arrixaca crea programa de humanización para mejorar la experiencia de niños en radioterapia por cáncer.

Hospital La Arrixaca crea programa de humanización para mejorar la experiencia de niños en radioterapia por cáncer.

MURCIA, 23 Sep.

El Servicio de Oncología Radioterápica de la Arrixaca está llevando a cabo un proyecto de humanización en la atención a niños que reciben tratamiento radioterápico en colaboración con la Fundación Aladina. Esta iniciativa consiste en personalizar las máscaras termoplásticas que los menores utilizan a diario durante el tiempo que dure su terapia, que en ocasiones puede ser superior a un mes.

La utilización de estas máscaras es necesaria en casos de patologías que afectan a la cabeza y el cuello. La inmovilización juega un papel fundamental para lograr la máxima precisión en estos procesos, y es aún más importante cuando se trata de niños.

Antes de iniciar el tratamiento, se coloca una máscara genérica ajustada a la morfología del niño. En este momento, los técnicos de radioterapia, que son los impulsores principales de este proyecto, le preguntan a cada paciente pequeño de qué le gustaría disfrazarse, convirtiendo así la radioterapia en un juego.

En los días previos al inicio del tratamiento, los técnicos del Servicio pintan y decoran la máscara sin finalizarla por completo. A partir de la primera sesión, se van añadiendo detalles que el niño descubre cada día. Al finalizar el tratamiento, la máscara está completada y el niño tiene la recompensa de poder llevársela a casa.

Hasta ahora, se han confeccionado cinco máscaras con motivos de personajes de dibujos animados o en los colores de sus equipos de fútbol favoritos.

El avance tecnológico ha sido fundamental para mejorar los tratamientos de los pacientes, y parte del trabajo de los profesionales consiste en humanizar un entorno lleno de máquinas. Con esta iniciativa, se consigue disminuir el miedo al tratamiento en los niños que atraviesan una etapa difícil en el hospital. Además, al presentarlo como un juego, los menores colaboran más en la inmovilización, que es un factor importante para aplicar la radioterapia de manera efectiva.

La Fundación Aladina se dedica a brindar atención y acompañamiento a niños, adolescentes y sus familias durante el proceso hospitalario oncológico. Forman parte de varios proyectos de humanización en la Arrixaca.

Aladina también tiene presencia en otros 19 hospitales públicos españoles y acaba de celebrar su 18º aniversario. Cada año, atienden a más de 2.000 niños y sus familias.

La labor de Aladina se basa en tres pilares fundamentales: el apoyo emocional, que implica acompañar a los pacientes y sus familias durante todo el proceso del tratamiento; el apoyo psicológico, brindando atención personalizada y gratuita a los niños, adolescentes y sus familias; y el apoyo material, mediante la realización de importantes reformas y mejoras en hospitales públicos para hacer más llevaderas las largas estancias o cubriendo los gastos derivados de la enfermedad de familias con escasos recursos económicos.

Tags

Categoría

Murcia