Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Podemos se queda fuera de investigación sobre incendio en Atalayas, según la Audiencia.

Podemos se queda fuera de investigación sobre incendio en Atalayas, según la Audiencia.

La Audiencia Provincial de Murcia rechaza el recurso de apelación presentado por Podemos en relación al caso del incendio de Atalayas, donde fallecieron 13 personas. Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Región (TSJMU), el juzgado de Instrucción 3 de Murcia había denegado previamente la personación del partido en las investigaciones.

El tribunal argumenta que los recurrentes ya habían recibido una respuesta detallada por parte de la juez de instrucción, por lo que consideran adecuada la decisión inicial de no permitir la personación de Podemos.

A pesar de la falta de argumentos sustanciales en el recurso de apelación, la Audiencia entra en el tema de fondo y destaca que en esta etapa del proceso penal se investigan delitos específicos relacionados con homicidio por imprudencia temeraria.

Según la jurisprudencia citada en la resolución, la acusación popular puede ser válida en casos que protegen intereses sociales de forma colectiva, y no necesariamente individuales. En este sentido, el tribunal considera que el interés público debe centrarse en aspectos que trasciendan a la colectividad, como la protección del medio ambiente o el orden jurídico.

La resolución también enfatiza que no se puede hablar de interés público cuando se trata de bienes eminentemente personales, como la vida o la libertad individual. Además, señala la necesidad de ser cauteloso al permitir la personación de partidos políticos en casos judiciales para evitar que la confrontación política interfiera en el proceso legal.

En última instancia, la Audiencia hace referencia a la práctica cuestionable de permitir la personación de partidos políticos como acusación popular en casos que involucran a políticos de otros partidos. Se destaca la importancia de evitar que la ideología política influya en las decisiones judiciales, y se advierte sobre los riesgos de convertir el proceso judicial en un escenario de confrontación política.