Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Despliegue masivo de la Guardia Civil en torno a polémica fiesta ilegal en Fuente Álamo, Murcia

Despliegue masivo de la Guardia Civil en torno a polémica fiesta ilegal en Fuente Álamo, Murcia

Un centenar de agentes de la Guardia Civil y efectivos de la Policía Local de Fuente Álamo (Murcia) están llevando a cabo una operación para controlar una macrofiesta ilegal que se está llevando a cabo en un terreno propiedad del Ayuntamiento de la localidad desde el sábado pasado. La fiesta, conocida como 'Big Fucking Party', ha sido denunciada por la alcaldesa Juana María Martínez y se encuentra en pleno desarrollo en el circuito de velocidad de Fuente Álamo.

Hasta el momento, las autoridades han sancionado a 34 personas y han detenido a un individuo por posesión ilegal de drogas. Según los informes, se han interpuesto 12 denuncias por consumo de drogas, 3 por otras causas, 17 por posesión ilegal de sustancias estupefacientes y 1 por atentar contra la seguridad vial. Además, a un ciudadano brasileño se le han confiscado 90 dosis de LSD en cartón y 4,1 dosis de LSD líquido.

Desde el inicio de la fiesta, los agentes han estado controlando las condiciones en las que se encuentran los asistentes, realizando pruebas de drogas y alcohol. La Guardia Civil también está investigando la organización detrás de este evento. A pesar de que algunos vehículos han abandonado el lugar en las últimas horas, se estima que la mayoría de las personas permanecerá allí hasta después de la festividad de los Reyes Magos, el próximo sábado.

La 'Big Fucking Party' es conocida por ser una fiesta multitudinaria que ha tenido lugar en diferentes lugares de España en los últimos años. El año pasado tuvo lugar en Peza (Granada) y este año ha llegado al circuito de velocidad de Fuente Álamo. Según se informa, los primeros en llegar al lugar el pasado sábado lograron abrir el candado del circuito municipal y comenzaron a difundir el inicio de la fiesta a través de las redes sociales.