Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

El Ayuntamiento de Cartagena asegura su compromiso de mantener las deducciones anti-crisis y reducir aún más la carga impositiva.

El Ayuntamiento de Cartagena asegura su compromiso de mantener las deducciones anti-crisis y reducir aún más la carga impositiva.

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Cartagena, presidida por la alcaldesa, Noelia Arroyo, ha aprobado el proyecto de Ordenanzas Fiscales de Impuestos y Tasas municipales para 2024 en la que se mantendrán "todas las deducciones que fueron aprobadas para ayudar a familias y empresas durante la crisis" y establece "más bonificaciones, a pesar de que la subida generalizada de los precios genera un marco económico muy difícil".

El portavoz del Gobierno y concejal de Hacienda, Nacho Jáudenes, ha destacado que esta aprobación es la primera aplicación del compromiso que figura en su programa de gobierno, el cual busca seguir avanzando en la política de congelación y bajada de la fiscalidad a las empresas y a las familias que iniciaron en la legislatura pasada. Según Jáudenes, esta medida es especialmente importante considerando la difícil situación económica actual, caracterizada por aumentos significativos en los precios y decisiones del gobierno nacional que generan incremento de costes como los impuestos ambientales o los de personal.

En este contexto, el concejal ha enfatizado que la decisión del Gobierno es mantener todas las deducciones implementadas durante la crisis y aumentarlas para ayudar a las familias y a las empresas. Según Jáudenes, la financiación de las políticas económicas se puede lograr pidiendo más dinero a los ciudadanos o dejando más dinero en manos de familias y empresas, y ellos han optado por esta última opción.

En cuanto a las medidas específicas, se ha aprobado una serie de bonificaciones para empresas y familias. Con respecto a las empresas, se busca favorecer la generación de empleo y la implantación de nuevas industrias y negocios, mediante bajadas en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y la aplicación de una "tasa cero" para nuevos negocios. Con respecto a las familias, se mantendrá la congelación de las tasas y precios públicos municipales por tercer año consecutivo, evitando así aumentos en los gastos relacionados con las escuelas infantiles y las instalaciones deportivas.

El edil de Hacienda ha destacado que estas medidas significarán un ahorro significativo para las familias, calculando que el ahorro total acumulado por la no actualización de precios en estos años supera los 10 millones de euros. También se han incluido bonificaciones para obras de accesibilidad, vehículos no contaminantes y obras para aprovechamiento térmico o eléctrico. En el sector turístico, se implementará una bonificación del Impuesto de Bienes Inmuebles para favorecer la desestacionalización y favorecer el empleo turístico.

En resumen, estas medidas fiscales representan una continuación de la política de bajada de impuestos iniciada en la legislatura pasada por el Gobierno local de Cartagena. A pesar del difícil marco económico, el concejal de Hacienda ha resaltado la capacidad de gestionar las cuentas de manera rigurosa, manteniendo una Hacienda saneada, reduciendo la deuda bancaria y aumentando las inversiones sin necesidad de subir impuestos.