Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Gran presencia policial durante el verano en la Región de Murcia

Gran presencia policial durante el verano en la Región de Murcia

MURCIA, 29 Jun. - En la Región de Murcia se llevará a cabo la Operación Verano, en la que participarán un total de 2.010 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Durante los meses de julio y agosto, se aumentará la vigilancia y control en diversas áreas como vías de comunicación, estaciones, puertos, aeropuertos, hoteles, playas, campings y eventos con gran concentración de personas.

Según el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para la Operación Verano 2023 contará con 805 agentes de la Policía Nacional y 1.205 de la Guardia Civil en la Región de Murcia. Las nuevas promociones de agentes aumentarán las plantillas de ambos cuerpos en la Región hasta alcanzar los 3.883 efectivos, lo cual es una cifra histórica y representa un incremento del 13,2% en comparación con 2017.

En todo el país, un total de 45.417 agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se desplegarán en la Operación Verano con el objetivo de ofrecer una protección efectiva a los ciudadanos, tanto nacionales como extranjeros, que visiten o se desplacen por España durante sus vacaciones y a todas las actividades turísticas. Esta operación comenzará el 1 de julio y finalizará el 31 de agosto en las comunidades autónomas de Andalucía, Asturias, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid y Murcia. En el caso de las Islas Baleares, se extenderá hasta el 30 de septiembre.

Grande-Marlaska ha destacado el trabajo de la Policía Nacional y la Guardia Civil para proporcionar a los turistas un espacio seguro y protegido durante sus vacaciones. Un total de 24.739 policías nacionales se centrarán en la protección de la actividad turística en las comunidades cubiertas por la Operación Verano, mientras que 19.520 agentes de la Guardia Civil compondrán el despliegue en esas nueve autonomías. Además, se destinarán otros efectivos de refuerzo para aumentar la seguridad en zonas turísticas.

El objetivo de este despliegue policial es aumentar la vigilancia y control en diversas áreas, prevenir delitos, acelerar investigaciones y facilitar trámites en las oficinas de denuncia, reduciendo los tiempos de espera y mejorando la atención ciudadana. La Guardia Civil también reforzará la vigilancia del Camino de Santiago y contará con Oficinas Móviles de Atención al Peregrino. Por su parte, la Policía Nacional se encargará de la seguridad en el Camino de Santiago en su área competencial.

Cada año, el Ministerio del Interior presta especial atención al sector turístico durante la Operación Verano, con el objetivo de demostrar a los turistas, tanto nacionales como extranjeros, que España es un destino seguro y que ofrece tranquilidad y confianza durante sus vacaciones.