Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

La Guardia Civil decomisa cientos de alimentos en comercios del Guadalentín.

La Guardia Civil decomisa cientos de alimentos en comercios del Guadalentín.

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha llevado a cabo una operación de inspección en comercios de varios municipios de la comarca del Guadalentín, donde se han encontrado casi mil productos alimenticios y se han denunciado una veintena de infracciones a la normativa sanitaria y de etiquetado.

Estas acciones tienen como objetivo proteger la salud pública en relación con las enfermedades transmitidas por los alimentos. La identificación de peligros alimentarios se basa en el principio de precaución, ante la posibilidad de que puedan causar daños a la salud de las personas.

Agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil comenzaron hace unas semanas la inspección en establecimientos de Águilas, Lorca y Mazarrón, con la finalidad de prevenir la falsificación, adulteración, venta ilegal y fraude en la seguridad alimentaria.

En los comercios minoristas inspeccionados, se encontraron numerosas irregularidades en el manejo de productos de origen animal, con riesgo de contaminación. Se hallaron productos cárnicos mal almacenados y sin envoltura adecuada, incluso almacenados en el suelo de los almacenes.

También se detectaron problemas en el etiquetado de alimentos, con productos etiquetados solo en idioma no europeo, lo que dificulta la elección de los consumidores. Además, faltaba información sobre alérgenos, incumpliendo la legislación vigente.

Hasta el momento, se han emitido unas veinte denuncias por las infracciones detectadas y se han incautado cerca de mil alimentos, como pastas, conservas, bebidas azucaradas, especias, condimentos y productos cárnicos.

Los alimentos confiscados fueron entregados a la Consejería de Salud de la Región de Murcia para su destrucción, debido al riesgo para la salud humana. Las denuncias fueron remitidas a la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Salud de la región.

De acuerdo con el Reglamento europeo 852/2004 sobre la higiene de los productos alimenticios, la protección de la vida y la salud de las personas es un objetivo prioritario de la legislación alimentaria.