Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

"Más de 1.500 agentes garantizarán la seguridad de comerciantes y ciudadanos en Navidad"

Del Olmo advierte sobre el aumento de consumo de alcohol y drogas en estas fechas y "comportamientos vinculados", como agresiones sexuales

Murcia, 12 Dic.

Potenciar la seguridad en el sector comercial, reforzar las medidas tendentes al descenso de infracciones cometidas y proporcionar un entorno más seguro a los comerciantes y ciudadanos son los principales objetivos del Plan de Comercio Seguro presentado hoy por el delegado del Gobierno, Francisco Jiménez, y el jefe Superior Policía en la Región de Murcia, Ignacio del Olmo.

Jiménez y del Olmo han visitado varios establecimientos del barrio de Santa Eulalia de Murcia, donde han repartido folletos informativos con consejos para clientes y comerciantes de un plan que comenzó el pasado 1 de diciembre y finalizará el 8 de enero de 2024 y que contempla el despliegue de 1.500 agentes, distribuidos en distintos turnos y en distintos días, por toda la Región de Murcia.

"Ponemos en marcha esta iniciativa tras numerosas reuniones de los delegados de Participación Ciudadana de la Policía Nacional con los comerciantes de cada localidad para preparar un plan que dé seguridad en zonas de especial aglomeración comercial durante las fiestas navideñas, y para ello se va a reforzar la presencia de agentes uniformados y también de paisano", ha explicado Jiménez durante la presentación.

El Plan Comercio Seguro pretende garantizar la seguridad ciudadana durante las próximas fiestas, proporcionar un entorno seguro al comercio, mejorar la seguridad objetiva y subjetiva con el objetivo de prevenir y evitar la comisión de hurtos, estafas, robos y otros delitos que suelen producirse aprovechando las aglomeraciones en zonas comerciales y de ocio.

"Gran parte de las ventas del año se concentran durante estas fechas y, por tanto, de lo que se trata es de dar seguridad a los compradores y también a los comerciantes, que además constituyen un importante factor de colaboración con la Policía a lo largo de todo el año a través de nuestra unidad de Participación Ciudadana", ha añadido Del Olmo.

El despliegue especial ha reforzado la presencia de efectivos en las franjas de mayor actividad comercial y afluencia de personas, fomentando las patrullas policiales tanto de uniforme como de paisano, por lo que repercutirá en la seguridad ciudadana objetiva y subjetivamente. Así, se prestará especial atención a los centros comerciales, almacenes y establecimientos, que en estas fechas acumulan grandes cantidades de mercancías, para prevenir los robos mediante butrones.

Jiménez ha instado a tener en cuenta que "estamos en alerta 4 antiterrorista reforzada" y "se va a estar pendiente" porque "van a ser fechas en las que habrá muchos ciudadanos en las calles y muchos tumultos y cabalgatas de Reyes", entre otras cosas.

Del Olmo ha aclarado que en este momento "no hay ningún elemento diferente a los que había anteriormente" respecto a la alerta antiterrorista, aunque sí ha admitido que "hay que tener una prevención básica y necesaria". Se ha referido, por ejemplo, a los atentados con vehículos pesados que han llevado a cambiar determinados procedimientos como a colocar barreras y a asegurar la integridad de los ciudadanos.

La Policía Nacional recomienda, en la medida de la posible, evitar llevar encima grandes cantidades de dinero en efectivo y asegurarse de que no le siga nadie cuando vaya a sacar dinero del cajero o durante la extracción y salida del banco.

"No acepte ayuda de desconocidos que supuestamente quieran ayudarle, en ocasiones se aprovechan de un descuido para apoderarse de nuestro dinero y cosas de valor", según la Policía Nacional, que ha señalado que los bolsos deben ir bien cerrados y a la vista, cruzados y nunca a la espalda.

La Jefatura Superior de la Región de Murcia ha elaborado un operativo especial en el que participan agentes de las Brigadas Provinciales de Policía Judicial, Seguridad Ciudadana y de Información para prevenir la comisión de los delitos mencionados y aumentar la seguridad del comerciante y del ciudadano.

Se recuerda a los ciudadanos que cuando se conviertan en víctimas de cualquier tipo delictivo o sean testigos de ellos pueden llamar al teléfono 091 de la Policía Nacional, un teléfono de atención prioritaria 24 horas que da respuesta inmediata a las demandas ciudadanas.

Por su parte, Del Olmo ha recordado que la campaña Comercio Seguro está en marcha desde principios de diciembre, antes del puente de la Constitución, porque estos días son ya de "gran afluencia", se reciben muchos visitantes y los ciudadanos de la Región "se van, las casas quedan vacías y conviene que el plan ya esté activado".

En este caso, ha señalado que gran parte de las ventas del año del sector comercial se concentran en estas fechas y, por tanto, de lo que se trata es de "dar seguridad a los clientes y a los comerciantes que, por otro lado, son un factor insustituible de colaboración con la policía Nacional".

Ha precisado que la Policía Nacional cuenta con una unidad de Participación Ciudadana que, a lo largo de todo el año, está en contacto constante con los comerciantes.

Del Olmo ha celebrado que la Policía tiene una experiencia ganada a lo largo de muchos años, no solo como consecuencia del Plan de Comercio Seguro, sino también de dispositivos de seguridad que se despliegan en la Semana Santa, en las Fiestas de Primavera o en Moros y Cristianos.

"Lo que hacemos es adaptarnos a las circunstancias concretas" de cada periodo", según Del Olmo, quien ha precisado que el Plan Comercio Seguro no cuenta con ninguna modificación "sustancial" con respecto a ediciones anteriores.

También ha llamado la atención sobre determinados comportamientos y se ha referido a uno "particularmente significativo" como es el aumento de consumo de alcohol y drogas. "Esto lleva, en primer lugar, a descuidar las pertenencias en entorno público, lo que lleva a que amigos de lo ajeno se hagan con ellas", según Jiménez, quien ha señalado que, en ocasiones, son delincuentes "ocasionales" que, a lo mejor, "no pensaban delinquir en ese momento".

Además, se ha referido al aumento de "determinados comportamientos vinculados a ese tipo de situaciones como pueden ser, por ejemplo, las agresiones sexuales". Por eso, ha hecho un llamamiento a actuar a "cualquier ciudadano que, en algún momento, vea a una mujer que está en una situación de vulnerabilidad". "También le afecta a él y también es su problema; no tiene que esperar a que acuda un policía a proteger a esa víctima", ha señalado.

Y es que, por ejemplo, ha advertido que "se puede buscar el emborrachamiento y la sumisión de una mujer por esos procedimientos, y es competencia y labor de todos el que no dejemos a ninguna mujer desasistida que pueda ser víctima de una agresión sexual".

Finalmente, ha señalado que la presencia de Policía Nacional uniformada "contribuye a aumentar la seguridad subjetiva" y no solo la respuesta ante determinadas situaciones. "Refuerza la sensación de seguridad que tienen los ciudadanos y disuade la posibilidad de que se cometan determinados delitos", según Del Olmo, quien ha justificado por ello la concentración de patrullas en determinados lugares y a determinadas horas.