Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Molina y Cartagena, excluidas en los presupuestos de Política Social: María Marín

Molina y Cartagena, excluidas en los presupuestos de Política Social: María Marín

MURCIA, 3 Dic.

La diputada de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín, ha expresado hoy su opinión sobre los presupuestos de la Consejería de Política Social, Familias e Igualdad que se debatirán este lunes en la Asamblea Regional.

Marín considera que "estos presupuestos son una oportunidad perdida para mejorar la vida de nuestros mayores". Además, señala que mientras otras comunidades autónomas aprovechan los fondos europeos para construir nuevas residencias públicas, estos presupuestos se olvidan de las nuevas residencias de Molina y Cartagena.

Este "olvido" es especialmente sorprendente ya que el Pleno del Ayuntamiento de Molina exigió el pasado 29 de octubre una nueva residencia pública de mayores por unanimidad, incluyendo los votos de Partido Popular y Vox, los mismos partidos que han elaborado las cuentas regionales.

Además, no hay ninguna partida destinada a comenzar en 2024 las obras de la residencia de La Palma anunciada por Noelia Arroyo esta misma semana. Aunque los presupuestos de 2023 sí incluyeron una partida de 150.000 euros para la redacción del proyecto. Marín señala que "Arroyo mintió en campaña y vuelve a mentir a los cartageneros. Ni la residencia de La Palma, ni las de La Aljorra y Molinos Marfagones serán construidas en esta legislatura".

La diputada morada critica el poco interés del presidente López Miras por el bienestar de los mayores y también la actitud de los alcaldes del PP. Marín censura la falta de acción de los regidores Alfonso y Arroyo, quienes deberían estar defendiendo a sus vecinos. En cambio, parecen encubrir al presidente López Miras.

Marín ha recordado que la última residencia de mayores pública, la Obispo Azagra, fue inaugurada en la Región en 2010, hace ya 13 años. Esto ha llevado a que Murcia sea la cuarta provincia con menor ratio de plazas en residencias y que el precio medio mensual por una plaza haya aumentado a 1.933 euros en 2023, tras un aumento récord de 338 euros al mes en el último año. Para la formación morada, las residencias de mayores se han convertido en un negocio en el cual el gobierno regional también está involucrado.