Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Se prevé que la construcción del nuevo colegio de La Aljorra en Cartagena finalice a finales de 2024.

Se prevé que la construcción del nuevo colegio de La Aljorra en Cartagena finalice a finales de 2024.

En una visita conjunta, el consejero de Educación, Formación Profesional y Empleo, Víctor Marín, y la alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, han inspeccionado las obras en curso del futuro CEIP La Aljorra en Cartagena. Según informaron fuentes oficiales, se espera que la construcción finalice en el último trimestre de 2024.

Este nuevo centro educativo ocupará una extensión de 12.000 metros cuadrados, distribuidos en dos edificios, que incluirán servicios como comedor, gimnasio, patio de recreo, canchas deportivas, huerto, estacionamiento y aulas para albergar a un total de 243 alumnos de Educación Infantil y 576 de Primaria.

El edificio destinado a Educación Infantil contará con una sola planta y acceso desde la Vía Verde existente, con salidas directas al patio de juegos. Por otro lado, el edificio de Educación Primaria, de tres plantas de altura, albergará los espacios comunes del centro, como la zona administrativa, el comedor y el gimnasio.

Para garantizar un funcionamiento eficiente, la nueva infraestructura educativa dispondrá de iluminación led, sistema de climatización sectorizado y paneles solares fotovoltaicos para reducir el consumo energético, con una inversión que supera los 4 millones de euros.

La alcaldesa Arroyo ha agradecido a los habitantes de la zona por su paciencia durante el proceso de construcción, mencionando el último contratiempo que retrasó las obras. Con la apertura del nuevo colegio, se evaluará el futuro de los actuales CEIP La Aljorra y Miguel de Cervantes, que quedarán sin uso.

El Ayuntamiento está considerando varias opciones para dar un nuevo propósito a los colegios que dejarán de utilizarse, tomando en cuenta las solicitudes de los residentes locales. Entre las posibilidades se encuentran la conversión en cuartel de la Policía Local, una instalación para la atención de personas mayores como residencia o centro de día, o espacios para uso comunitario.

En cuanto a la problemática del fibrocemento en algunos centros educativos pendientes de intervención, el consistorio cartagenero está trabajando en colaboración con la Consejería de Educación para abordar la situación y replicar el modelo de cooperación establecido en la primera fase mediante un convenio.

Para avanzar en este proceso, ambas administraciones deben definir claramente las competencias correspondientes, tema en el que los departamentos de Intervención de ambas entidades ya están trabajando en conjunto, según lo indicado en una comunicado oficial del Ayuntamiento.