Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Tragedia en Atalayas: Bomberos de Murcia rescatan numerosas víctimas de incendios en discotecas

Tragedia en Atalayas: Bomberos de Murcia rescatan numerosas víctimas de incendios en discotecas

MURCIA, 3 Oct. - Los incendios ocurridos a las 6.00 horas del pasado domingo en las discotecas de la zona de ocio de Las Atalayas han supuesto la mayor intervención que han realizado los bomberos del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Murcia desde que se tiene constancia, según confirman a Europa Press fuentes de dicho Cuerpo.

De forma que el centenar de efectivos que participó en las tareas de extinción, desescombro, enfriamiento y apuntalamiento de la 'zona 0' afectada por las llamas de este incendio, que se ha cobrado la vida de 13 personas, algunas dejando hijos menores huérfanos, ha afrontado su mayor tragedia en número de víctimas en el municipio.

Los bomberos, en su cuenta de X (antes denominada twitter), aseguraban que "la madrugada del 1 de octubre quedará marcada para siempre en nuestros corazones, nadie en la historia de Bomberos Murcia recuerda un servicio de estas características".

En el lugar trabajaron sin descanso y durante más de 30 horas un total de 100 efectivos y 22 vehículos; unas horas que, según aseguran, han sido "de intenso trabajo, nervios, tensión y mucha preocupación".

"Hemos trabajando incansablemente desde el primer hasta el último minuto, intentando devolverle a esas familias lo que más querían. Todo el cuerpo de bomberos de Murcia nos solidarizamos y mandamos mucho ánimo a familiares y amigos de las 13 pérdidas irreparables", dice en su cuenta '@BomberosMurcia'.

Los bomberos ya han regresado al parque y agradecen las muestras de cariño recibidas.

Recuerdan los bomberos que después de esta tragedia, la más grave ocurrida fue en el verano de 1990, en la carretera de El Palmar, cuando volcó un camión cisterna cargado de gasolina y arrolló a su paso varias viviendas.

El accidente dejó 8 víctimas mortales, entre ellas niños, y calcinó más de una veintena de vehículos. Al parecer, el camión, que iba cargado con 30.000 litros de gasolina, quedó sin frenos.