Crónica Murcia.

Crónica Murcia.

Contaminación récord en playas del Mar Menor por uso masivo de protectores solares

Contaminación récord en playas del Mar Menor por uso masivo de protectores solares

Un nuevo estudio realizado por el grupo de investigación de Riesgos Químicos para la Salud y el Medioambiente (Risama) de la Universidad Rey Juan Carlos ha revelado que las playas del Mar Menor presentan concentraciones alarmantes de contaminantes emergentes por protectores solares, lo cual representa un grave riesgo para la fauna de la laguna.

El estudio, liderado por la catedrática en Medicina Preventiva y Salud Pública Yolanda Valcárcel, es el primero en cuantificar y evaluar la presencia y riesgo ambiental de los filtros solares en playas de España y Portugal. En colaboración con instituciones como Imdea-Agua, la Universidad de Murcia y el Instituto de Salud Ambiental de la Universidad de Lisboa, el equipo analizó la presencia de 21 filtros solares en tres escenarios diferentes: Mar Menor, la costa de Cádiz y las playas de Lisboa y el Algarve.

El informe reveló que en las playas del Mar Menor se encontraron las mayores concentraciones de compuestos de protectores solares. La playa de Villananitos registró presencia de los cinco filtros detectados, mientras que en la playa de Honda/Paraíso se detectaron cuatro. Además, se encontró que el octacrileno, una sustancia responsable del blanqueamiento de corales, estaba presente con un riesgo medio en todas las playas analizadas del Mar Menor.

Este estudio científico confirma que la contaminación en el Mar Menor es el resultado de múltiples causas, y ahora se suma la incidencia de los filtros solares como una fuente adicional de contaminación química. Estas sustancias químicas persistentes pueden permanecer en el medio ambiente durante mucho tiempo y representan un gran riesgo para ecosistemas vulnerables como el Mar Menor.

Los filtros solares son sustancias químicas presentes en cremas solares, productos de cosmética y cremas para el cuerpo. Su liberación en el medio ambiente se produce a través de los bañistas que utilizan estos productos, así como también a través de los efluentes de las depuradoras. Estas sustancias son especialmente difíciles de eliminar, incluso con técnicas avanzadas de tratamiento de aguas, y su presencia en el medioambiente marino puede tener consecuencias graves para la biodiversidad.

Ante estos hallazgos, es crucial mantener una vigilancia constante sobre los filtros solares incluidos en la lista de observación, especialmente en lugares costeros y ecosistemas vulnerables. Asimismo, se deben realizar estudios de ecotoxicidad para evaluar el impacto de estas sustancias en los organismos marinos y tomar medidas para frenar su presencia y proteger la biodiversidad.