Tres empresarios agrícolas de Alhama de Murcia bajo investigación de la Guardia Civil por robo de agua

Tres empresarios agrícolas de Alhama de Murcia bajo investigación de la Guardia Civil por robo de agua

En Alhama de Murcia, el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha llevado a cabo una investigación que ha llevado a la implicación de tres empresarios agrícolas. Estos empresarios se enfrentan a cargos por sustracción de agua del subsuelo mediante una desalobradora ilegal y seis pozos sin autorización, según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado.

La operación, denominada 'Aljibe', forma parte de los servicios planificados por la Guardia Civil para prevenir y perseguir el robo de agua. A los tres investigados se les imputa la presunta autoría de delitos de receptación ilegal de aguas subterráneas y contra los recursos naturales y el medio ambiente.

La operación se inició en septiembre cuando el SEPRONA tuvo sospechas de sustracción ilegal de agua en una explotación agrícola del municipio. Una vez localizada la finca, los guardias civiles llevaron a cabo una inspección y encontraron una construcción anexa a una nave utilizada como almacén que les llamó la atención.

Al comprobar debajo de los cabezales de riego, los guardias civiles descubrieron una ventana que escondía la entrada a una habitación contigua. Accedieron a su interior y encontraron una desalobradora con cinco tubos de membrana, evidencias de haber sido utilizada previamente y de estar en pleno funcionamiento.

Además de la desalobradora, durante la inspección en la explotación agrícola se encontraron seis pozos de aguas subterráneas. Uno de ellos era un pozo mina sin instalación elevadora, dos estaban en condiciones de explotación pero carecían de contador volumétrico, y tres no tenían instalación elevadora. Todos ellos operaban sin autorización de la Confederación Hidrográfica del Segura.

Con la colaboración de la Comisaría de Aguas, la Guardia Civil precintó la desalobradora y todos los elementos relacionados, como la instalación eléctrica y las tuberías de entrada y salida. Además, se constató un uso privativo de aguas sin autorización y se descubrió que se habían regado cítricos en una superficie de aproximadamente 20 hectáreas.

El SEPRONA pudo identificar a los tres administradores únicos de los polígonos y parcelas relacionados con las explotaciones agrícolas vinculadas a la extracción ilegal de aguas. Estos tres individuos se enfrentarán a cargos por receptación ilegal de aguas subterráneas y contra los recursos naturales y el medio ambiente. Las diligencias correspondientes y los investigados han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Totana.

Tags

Categoría

Murcia